Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Galería’ Category

Paloma

Samaritana

Anuncios

Read Full Post »

Dos ensayos

Jonathan

Las mujeres no lloran

Read Full Post »

Troya

Mediterráneo

Read Full Post »

Algo sucederá

Trabajo sobre Modigliani

Trabajo sobre Modigliani 2

Trabajo sobre desnudos

Trabajo sobre 2 Modigliani

Originales: Museo Thyssen Bornemisza

Read Full Post »

Por 3462 dólares

Necesitaba 3462 USD para terminar de arreglar la casa y me dije que lo mejor que podía hacer era venderle algún espía a la señora M por exactamente esa cantidad. Lógicamente había bajado la cota de los individuos drástica y radicalmente, pero pensaba que se lo merecían y que demasiada importancia se les daba dando tanto por tan poca cosa. Al final piensas que son capaces de venderse a si mismos cuando necesitan hacer algún arreglo en el jardín. Cuanto dieran por mi cabeza?

No todos son espías. A algunos los persiguen, incluso. Los ángeles, además, no tienen precio.

No. La cuestión estaba en otro lado. Y las cuestiones se cruzan.

De qué modo se liga el presente al pasado? Todavía quedaba por definir la soberanía. Y los espías, de qué modo se diferencian de los traidores? Es todo lo mismo. Es psicológico, también. Por qué fueron retratados justamente esos tres por aquellas épocas y nadie más? Y concierne la teoría del arte: cómo 6 dibujos – no había más -, terminan por convertirse en ángeles fabricados por los dedos electrónicos de Adobe Photoshop? Necesariamente todas las cuestiones están ligadas entre si pero habría que determinar el cómo. Si la señora M no resuelve el quizz, tendrá que pagar 5.892 USD, para pipas esta vez, si quiere que se lo resolvamos.

La señora M no existe. Solo en las películas de James Bond. Dicen que una vez salió a la luz porque creyó que nadie la reconocería, pero eso es parte de la mitología del mundillo de los espías. (Los espías son atractivos solamente en las novelas y las películas, razón por la que mejor vale dejarlos ahí.)

Cada cual tiene que resolver sus propias cuestiones. A nosotros se nos estaba diluyendo la sangre, lo que explica ciertas cosas. Tomando las cosas una por una, y como ya se menciona en algún otro lugar, conocí a Hikmet Karabulut un día que subí a Montmartre para pasar el rato. Desde entonces pasaría largas horas de charla incongruente que pasaba del turco al español sin mucha transición, y yo veía lo que hacía y me di cuenta de que las líneas fundamentales que fijan el cabello son las más importantes para lograr un parecido más o menos aproximado antes de pasar a la nariz y a los ojos. Quizá sea psicológico. La silueta deja un parecido que te anima a seguir por derroteros más complicados, mientras que si no logras afinar la silueta te pierdes en los detalles. Lo concluí yo sola. Mirando. Hikmet solo dijo que ‘el pintor refleja algo que el fotógrafo no ve.’ ‘Una disposición interna?’ Quizá. Si había que intentar algún ensayo era porque hay gente a la que apenas tomas fotografías.

Alejandro Gabriel y Galán 1989

Alejandro Gabriel y Galán, nieto del Gabriel y Galán del que queda aun una obra que no he leido nunca en mi biblioteca, fue compañero mientras estudiábamos los cursos de francés para extranjeros de la Sorbona. Venía de Noruega. Salvamos su gato que casi fue asesinado por haber roto un jarrón chino y a veces íbamos a tomar un café juntos.

Flor Castro 1989

Flor Castro fue alumna de Berlitz Marne La Vallée en 1988 cuando Grupama les pagó unos cursillos de español porque querían instalarse en España. Lógicamente terminó yendo a tomar un café también y conoció a Hikmet y a Pascale. Incluso a Alejandro, pero menos. A Alejandro no le caía bien.

Pascale de Gabriel y Galán 1989

Pascale trabajaba en una galería de Montmartre y se me tiró encima una día que un piloto de las líneas aéreas jordanas daba una fiesta en un apartamento adyacente y luego no había manera de ir a ver a Hikmet sin que me asaltase por la calle justo antes de llegar a la Place du Tertre, por lo que poco después decidí que haría buena amistad con Alejandro que andaba un poco solo. Un día, justo después de que una fiesta dada por la señorita Boon, que era compañera de Flor Castro, acabase tan mal que Alejandro decidiese que realmente la existencia era muy deprimente, llamó a Pascale para que lo ayudase a fijar un cuadro más agradable de la existencia – y eso que le dije que había serias razones para dudar del éxito de la propuesta – y poco después aquella quedó embarazada y como que se casaron.

De modo general pensaba que el conjunto haría una buena película de Almodovar pero no fijé el guión. Aun.

Había más. Mucho más. Incluso de todo aquello que puede ser causa de chantaje que pudiese enriquecer para siempre a algún desalmado. Sí. El hermano de Pascale era secretario del ayuntamiento por las épocas de Chirac y según Pascale, favorecían ciertos ficheros concerniendo la vivienda en detrimento de otros. Eso no era nada. Con el resto todavía podemos hacer algún chantaje cuando tengamos que arreglar el jardín. (Lo malo de decirlo todo es que luego no te quedan reservas para los días de necesidad.)

Angel 1989

Solo hay seis dibujos. Luego no hice más porque no tenía tiempo o porque quizá ya no hiciese falta. Siempre dibujas dos más cuando quieres pretender que el tercero es solo un ensayo más. Además, cómo se sospechase que el tercer dibujo de la existencia de alguien terminará por parecerse realmente a la persona retratada? Lo inverosimil hace las cosas más fáciles. A Flor Castro no le gustó su retrato. Alejandro le agregó unos dibujitos laterales aunque no se atrevió a dañar el muy verosimil parecido. A Pascale le dije que su retrato había salido muy mal porque estaba hecho con lápiz sobre cartón morado, lo que conllevaba netas imprecisiones en los resultados. Nunca lo vio aunque realmente se parecía mucho.

Es una evidencia que el pasado es pasado y que lo que te parecía muy satisfactorio como estrategia para quedarte con el recuerdo de algún espía, puede que te parezca muy insuficiente desde el punto de vista artístico 20 años más tarde. Hay que recolocar el pasado en algún contexto distinto aunque sea retocando tan inteligente inspiración. En el fondo el pasado es siempre muy difuso. La mejora de la técnica adquirida con el tiempo permite darle una dimensión distinta a lo que ya había de algún modo sin que se delinease con excesiva claridad. Hasta le cambié el color de fondo al retrato de Pascale. Ahora es azul.

La señora M ya ha resuelto su quizz, por lo que se ahorra más de 5.000 USD en gastos innecesarios.

Cómo empezó todo? Aquel día, el día de la fiesta del piloto, Pascale, a quien no conocía (a mi me invitó una alemana que vendía helados en algún lugar de la plaza) me dio una foto suya dedicada y le dije que no, que gracias, que no hacía colecciones de retratos de gente desconocida. Claro que en algún lugar de su alma se debió ofender y dijo que ‘de todas las maneras la habría recuperado.’ ‘Ah sí?’ La foto quizá sí, mi retrato, no. Son venganzas tan rudimentarias que casi no te das cuenta de que estás cazando espías.

Estudio 1 1989

Claro que cuando te pasas la vida rodeada de espías tienes mucho cuidado y nunca aceptas objetos que te ofrecen galantamente algunos desconocidos porque podrían ser explosivos, armas de fuego o la causa de una acusación de espionaje algunas semanas más tarde. Por no llevarme, no me llevé ni las notas de los cursos de universidad, notas que no tomaba, por otro lado, precisamente, porque nunca se sabe. Después de todo era mucho más interesante el retrato de Pascale y eso porque tengo bastante buena memoria. Qué decían? Ah sí, que las mujeres no piensan. No hace falta mucha nota para apuntar la enseñanza fundamental en algún lado. Algunas se lo creían. Y eso era esencialmente problema suyo. Nunca hay que ser en exceso crédulo.

Los retratos se quedaron durante un tiempo en Barcelona, en casa de Flor Castro, que se los llevó a mi padre cuando yo desaparecí en los Balcanes, y este los trajo cuando se vino a Ecuador. Ves, Pascale? Del mismo modo por el que habrías recuperado la foto, yo me llevé los retratos. Cada cual se divierte como puede.

Sí. Pero por qué. Es decir que es obvio que la caza de espías que provocan tu inteligencia es una provocación para la inteligencia en si y de por si, pero por qué los espías serían tan tontos como para caer en la trampa tan sutilmente tendida? Y además, a mi qué me importa lo que hacen en la alcaldía de París?

Las mujeres, Alejandro, no deben meterse en asuntos de política y es mejor hacerles un hijo. Tampoco es cuestión de casarse después. (Dije un día, mientras bajábamos por la calle de Rambouillet.) Pero sí, claro, lo demás es cuestión de la decisión de cada cual. Personal, si se quiere.

Estudio 2 1989

Quedaba el asunto de la soberanía y ello porque la señora M terminó por preguntarse si realmente había reyes al final, después de haberlos puesto en duda durante 150 año de manera tenaz e insistente. Haberlos haylos, como las meigas.

Veamos una cosa, señora M, se lo dejo como quizz, también, hasta resolver el enigma. Estará de acuerdo en que es espionaje y obra de traición de parte de un nacional ‘el obtener información real sensible que acaba en manos de una potencia enemiga, obtener o dar’. Pongamos el ejemplo de la alcaldía: entenderá que es posible que alguien me de información muy confidencial para acusarme después de espionaje, sí. Pero mientras consigue la prueba de que estoy llevando la información a una potencia enemiga, que podrían ser mis bolsillos, en este caso particular, no es acto de traición el dar información sensible a un extranjero? Es un terreno tan sutil que casi se pierde en la extravagancia.

Veamos el contexto. Por aquellos días Pascale acababa de volver de los EEUU, donde hizo un cursillo intenso de inglés (admito que lo aprendió muy rápidamente) y se enredó en alguna aventura colateral. Me contó con pelos y señales, lo que tampoco me interesaba en exceso, pero por aquellos momentos era ya amiga de Alejandro y le debía al menos el respeto de la escucha a la amiga de un amigo aunque musitase ‘pobre’ por lo bajo. Pasó como una media hora y yo le pregunté ‘si realmente creía que era información que me incumbiese.’ Inmediatamente después me contó lo de la alcaldía. La mala conciencia es mal consejero.

Si lo de la foto era una trampa, diría hoy, sacando conclusiones en perspectiva temporal, lo segundo es un acto de traición. Por qué? Lo impone la mala conciencia.

Sí. Pero qué hace que finalmente te tiendan trampas tan poco sutiles, por un lado, y terminen por confesarte el fondo y la lid del alma al cabo de cierto rato? La cuestión de la soberanía reside ahí, pero se lo dejo como tema de meditación hasta más tarde.

Precisamente. Le cuento una extraña conversación que tiene lugar en 1976 con mi tío abuelo Otto Kasten. “Yo quiero ser el Oberhauptmann del ejército alemán.” “Te crees que soy papa Noel?” “Sí. A veces.” Silencio. “Y cómo quieres que lo haga?” “Es muy sencillo. Tienes que poner en algún lado que el Oberhauptmann del ejército es SK von Speth und zu Schülzburg.” “Eso no existe.” “No. Asi no sospechará nadie. Pero será. Hay que subirse de grado.” “Asi?” “Sí, y dices que es un enigma.” “Por qué?” “Porque no hay comandante en jefe del ejército alemán.” “No?” “No.” Se rió. “Papá Noel?” “A veces.” “Veré lo que puedo hacer.”

En el fondo es lo mismo. Por qué fuese usted jefe de los servicios de información ingleses y no otro u otra? Por qué fuese alguien comandante en jefe de los ejércitos? Por qué, al final, hubiese soberano o no y cuales son las características que lo definiesen? Las hay? Usted cree que mi tío abuelo se dejó seducir por tan brillante idea?

En 2005 le dije a Harro Kohn, antiguo miembro del Estado Mayor alemán, que resolviese un enigma. Cómo es posible burlar la seguridad de los documentos Word en solo lectura? Nunca lo resolvió. La respuesta le valió un ascenso.

Lo ve? Ya se ha vuelto a confundir, señora M. Harro Kohn hace tiempo que se jubiló y no asciende …

Read Full Post »

H – Elada

Oreos eisai … Malon anagnorizeis kai ton Vangeli ton Kamaraki. Emena min blepeis.

I Dimitra, tis poleodomias Nigritas, sta aristera, ego stin mesi, kai i Eleftheria Xasapidou sta deksia; ligo kitrina bgikan … Einai apo auta pou ebgale o pateras mou otan irthe na mas dei (!!)

Read Full Post »

Estudios 5

Autoretrato sobre 1982

Caleidoscopio

Piscis

Read Full Post »

Older Posts »